Diversos estudios recientes han vinculado el cáncer de colon a los trastornos del sueño.

Trastornos del sueño y cáncer de colon

Hasta ahora, se ha incidido mucho en la falta de sueño como factor de riesgo en el desarrollo de obesidad, diabetes y problemas cardiovasculares, pero hay poca información acerca del vínculo entre los trastornos del sueño y el cáncer.

Recientemente, algunos investigadores de Case Medical Center y Case Western Reserve University School of Medicine (Estados Unidos) han estudiado los hábitos de sueño de algunos pacientes. El resultado ha determinado que las personas que duermen habitualmente menos de seis horas tienen mayor probabilidad de desarrollar adenomas; tumores benignos del tejido epitelial que pueden derivar en cáncer.

Los investigadores entrevistaron a 1240 hombres y mujeres (a quienes se les practicó una colonoscopia) acerca de sus hábitos de sueño. Se eligieron pacientes de más de 50 años o algún caso de cáncer de colon en el historial familiar; es decir, los pacientes en mayor riesgo. Ninguno había sufrido síntomas de enfermedades relacionadas con los intestinos.

Se les preguntó acerca de sus hábitos de sueño durante el último mes: cuántas horas habían dormido cada noche, a qué hora se acostaban, cuándo tardaban en dormirse y si sufrían apnea del sueño

Tras la colonoscopia, los investigadores identificaron 338 personas con al menos un adenoma colorrectal. Teniendo en cuenta otros factores de riesgo asociados al desarrollo de cáncer de colon, encontraron que las personas que dormían menos de seis horas por noche tenían un mayor riesgo de desarrollar adenomas en comparación con aquellos que dormían siete horas o más. Sin embargo, no vincularon el riesgo a la calidad del sueño.

Detección del cáncer de colon

El cáncer de colon es una de las formas de cáncer más comunes tanto en hombres como en mujeres a nivel mundial. Aunque suele ser indoloro en las primeras etapas, presenta algunos síntomas que pueden ayudar a diagnosticarlo.

Entre los síntomas más frecuentes se encuentran la presencia de sangre en las deposiciones, los cambios continuos en la función de los intestinos durante semanas, pérdida de peso sin razón aparente y/o falta de apetito, fatiga y dificultad para respirar y dolor o hinchazón en el abdomen.

La detección precoz se hace usualmente a partir de un test de sangre oculta en heces (FOBT). Se recomienda a los pacientes de 50 años en riesgo que se sometan a un examen médico y que adopten hábitos saludables de prevención, como dormir ocho horas diarias, ingerir fruta y vegetales, hacer ejercicio y reducir la carne roja y los alimentos procesados. 

 

Artículos relacionados

Cenar temprano se asocia con un 20% menos de riesgo de cáncer de mama y de próstata

Cenar temprano reduce el riesgo de cáncer de mama y próstata

Cenar temprano y dos horas antes de irse a dormir puede reducir el riesgo de cáncer, según un estudio observacional realizado en 4.000 participantes.

La falta de sueño crónica y su efecto sobre la salud

La falta de sueño crónica y su efecto sobre la salud

Dormir poco y cuando no toca acarrea consuencias para la salud física y mental. A pesar de su relevancia, aún no se está prestando la suficiente atención a la relación sueño-salud.

Impacto del trastorno de sueño en el personal sanitario

Impacto del trastorno de sueño en el personal sanitario

Aunque los expertos advierten de los riesgos que la privación de sueño repercute en la salud, los buenos hábitos en esta área todavía no son una prioridad en el sistema laboral.