Según la Asociación Española de Pediatría, un 30% de la población infantil padece alteraciones crónicas del sueño.

Un sueño saludable, necesario para el desarrollo infantil

La calidad del sueño es muy importante en la infancia: su alteración puede tener repercusiones muy significativas, especialmente em el desarrollo físico y cognitivo.

A estas edades, durante la primera hora de sueño el organismo produce el 60% de secreción total de la hormona de crecimiento, y la fase REM ocupa la mayor parte de la noche. Los trastornos más frecuentes hacen referencia a la dificultad para iniciar el sueño (por higiene del sueño inadecuada, trastornos de conducta, piernas inquietas…), a episodios anormales durante la noche (sonambulismo, terrores nocturnos, apneas obstructivas…) y a hipersomnolencia durante el día. En muchos casos, además, la figura de los padres tiene mucho que ver tanto en las causas como en el tratamiento.

 

Desarrollo cognitivo, crecimiento y memoria

Numerosos estudios demuestran que la mala calidad o falta de sueño en niños está relacionada con déficits muy significativos en el aprendizaje, el desarrollo cerebral, la conducta, el rendimiento escolar y la expresión del lenguaje. La alteración de los ritmos naturales del cuerpo del niño -provocada, por ejemplo, por horarios de sueño irregulares- y los trastornos del sueño alteran la plasticidad del cerebro y la habilidad para adquirir y retener información. El sueño también ayuda a ejercitar la memoria, jugando un papel imprescindible en su consolidación, y sus problemas pueden derivar en un crecimiento más lento de lo normal.

 

Problemas cardiovasculares y enfermedades crónicas

Los niños que no duermen bien tienen un mayor riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, especialmente si padecen apnea, que reduce la saturación de oxígeno en la sangre, así como un mayor riesgo de obesidad y diabetes debido a ciertos cambios metabólicos propiciados por la falta de sueño. Ante la existencia de síntomas como ronquidos o apneas en el niño, es importante consultar a un especialista e iniciar un tratamiento lo antes posible.

 

Hiperactividad

Los trastornos del sueño también pueden provocar síntomas de hiperactividad durante el día, aunque la relación es bidireccional: los niños con TDAH presentan mayores tasas de trastornos del sueño, especialmente de apneas, síndrome de piernas inquietas o sonambulismo.

 

Trastornos del sueño en la edad adulta

Los problemas en el desarrollo cognitivo durante la infancia pueden repercutir en la vida adulta y provocar problemas para dormir en el futuro. El sueño es muy importante para el crecimiento y la salud actual y futura del niño y, por tanto, debe ser una prioridad para toda la familia.

 

Buenos hábitos de sueño

Aunque es importante visitar un especialista ante cualquier sospecha o síntoma, muchos trastornos del sueño se pueden prevenir con unas adecuadas medidas de higiene del sueño, o buenos hábitos, como, por ejemplo:

  • Establecer rutinas fijas a la hora de acostarse
  • Mantener unos horarios de sueño regulares
  • Facilitar unas condiciones óptimas para el descanso (temperatura adecuada, ambiente poco iluminado…)
  • Realizar actividades relajantes antes de ir a dormir
  • Evitar asociar la cama con situaciones de castigo
  • Cenar ligero

Artículos relacionados

Dormir bien en cualquier lugar

Duerme bien en cualquier lugar con estos 5 consejos

Dormir es una necesidad fisiológica imprescindible, pero no siempre es fácil conciliar el sueño.

Seis cosas que haces a diario con tu bebé y la tecnología que los expertos tildan de inaceptables

El uso de pantallas en menores de 2 años les puede producir problemas de sueño

Afirman los expertos que el uso de pantallas para entretener a los niños puede causarles inseguridades, problemas de atención y trastornos del sueño, incluso cuando se trata de aplicaciones y programas infantiles.

Empantallados desde la cuna

Empantallados desde la cuna

El uso de dispositivos electrónicos en niños menores de 3 años puede causar adicción y una hiperestimulación contínua que perjudique su sueño.