La gran mayoría de personas con Parkinson sufren trastornos del sueño, ya sea debido a la medicación o a causa de los otros síntomas.

Parkinson y trastornos del sueño

La mayoría de personas con Parkinson presentan trastornos en el sueño incluso antes de sufrir los problemas de motricidad derivados de la enfermedad. A lo largo de su desarrollo, en muchos casos el insomnio también puede aseverarse. Entender mejor los problemas de sueño en el Parkinson es esencial para dar con los tratamientos óptimos y mejorar así el manejo de la enfermedad y la calidad de vida de los pacientes.

¿Cómo afecta el insomnio a las personas con Parkinson?

En el caso de las personas con Parkinson, lo más frecuente es que no tengan problemas para conciliar el sueño al acostarse, pero que sin embargo se despierten después de apenas unas pocas horas y tengan dificultades para retomar el sueño durante el resto de la noche. Además, muchos pacientes con Parkinson sufren somnolencia durante el día, pesadillas, sueños lúcidos, habla nocturna, agitación de las piernas mientras duermen, síndrome de la pierna inquieta y despertares por la urgencia de ir al baño (nocturia).

Los síntomas frecuentes y sus posibles causas

La causa exacta del insomnio en el Parkinson todavía se desconoce, pero se barajan algunas posibles explicaciones: por un lado, pueden tratarse de reacciones adversas a sustancias como las dosis nocturnas de dopamina, el triazolam y algunos antidepresivos tricíclicos, como se cree que ocurre en el caso de las pesadillas y los sueños lúcidos; por otro lado, otros trastornos del sueño pueden ser consecuencia de los síntomas de la enfermedad, como el dolor, la rigidez, la nocturia, la depresión o una alteración del reloj interno.

Mientras que la apnea del sueño es un problema común en los adultos mayores y no necesariamente asociado al Parkinson, sí existe un vínculo entre la enfermedad y la excesiva somnolencia durante el día. Se da en la mayoría de pacientes y, en determinadas circunstancias, representa un riesgo para el entorno y para el propio afectado, puesto que no es consciente de sus lapsos de sueño. En este caso, éstos pueden deberse tanto a la deprivación de sueño como a los efectos secundarios de los medicamentos destinados a tratar el Parkinson.

Tratamientos

Dada la incerteza de las causas, los tratamientos existentes para el Parkinson todavía se encuentran en constante estudio clínico, y requieren pruebas adicionales que prueben su eficacia o los descarten. Independientemente de la medicación y los posibles tratamientos, sin embargo, los especialistas recomiendan a los pacientes con Parkinson que sigan medidas de higiene del sueño y una rutina saludable.

Artículos relacionados

Famosos con trastornos del sueño

Famosos con trastornos del sueño

Desde el más común insomnio hasta narcolepsia o episodios de sonambulismo: muchos famosos comparten sus problemas para dormir.

Las consecuencias para la salud de ‘no pegar ojo’

Las consecuencias para la salud de ‘no pegar ojo’

La salud general del individuo es un espejo de sus hábitos de sueño. La memoria, el estado físico y anímico, el rendimiento y la interacción social son solo algunos de los aspectos que dependen del correcto descanso.

Trastornos del sueño y hospitales: cómo duermen las personas hospitalizadas

Trastornos del sueño y hospitales: cómo duermen las personas hospitalizadas

Los trastornos del sueño son frecuentes entre los pacientes ingresados en hospitales, pese a que dormir es un factor imprescindible para una correcta recuperación física y psicológica.