Usar un humidificador, tomar bebidas calientes antes de dormir y comprar un descongestionante nasal o usar tiras nasales son algunas acciones que mejorarán la calidad de tu sueño si estás resfriado o tienes gripe.

Consejos para dormir mejor con gripe y resfriado

A partir de octubre se suelen poner en marcha cada año las campañas de vacunación de la gripe para prevenir la aparición de esta enfermedad, que se alargan hasta abril e incluso mayo. La aparición de la gripe y del resfriado es un impedimento para conseguir un sueño de calidad y dormir las horas necesarias, entre 7 u 8 horas los adultos, 9 o 10 los adolescentes y 10 los más pequeños de la casa.

Algunos síntomas de la gripe son la aparición de fiebre, dolores musculares y dolor de cabeza. Para que el resfriado no te dé más quebraderos de cabeza, te recomendamos seguir estos sencillos pasos que harán que tu sueño sea más placentero.

Levanta el cabezal de tu cama

Seguramente alguna vez has pensado en elevar tu posición mientras duermes, ya que así podrás respirar y dormir mejor si tienes tos. Algunos médicos te pueden recomendar no hacerlo para no forzar demasiado la posición del cuello. En su lugar, sube la posición del cabezal cuando sea conveniente.

Coloca un vaporizador o humidificador en tu habitación

Con la gripe y el resfriado, las vías respiratorias se resecan. Con estos aparatos podrás respirar aire más fresco que contribuirá a abrir tus vías respiratorias. Asegúrate de limpiarlo y desinfectarlo con regularidad para deshacerte de los gérmenes.

Ingiere alimentos y bebidas calientes

El vapor que desprenden las bebidas y sopas calientes facilitará la descongestión de las fosas nasales y vías respiratorias, y contribuirán a dormir mejor. Tomar miel con limón también suavizará el dolor de garganta.

Ducha caliente antes de ir a dormir

Bañarse a una temperatura adecuada contribuye a dormir bien en todo tipo de circunstancias, esté uno enfermo o no. En casos de resfriado o gripe, no obstante, es todavía más recomendable, ya que te facilitará la respiración mientras duermes.

Toma los medicamentos adecuados para tratar la gripe o el resfriado

Para reducir la fiebre puedes tomar ibuprofeno o paracetamol. De todas formas, siempre es recomendable preguntar a un farmacéutico si tienes dudas sobre estos medicamentos u otros que estés tomando.

Usa un descongestionante nasal

Si la gripe o el resfriado no te deja respirar con facilidad, este aparato puede servir para abrir las fosas nasales y reducir la congestión. Sin embargo, hay que usarlo puntualmente y solo en aquellos días cuando realmente sea imposible respirar. Las tiras nasales también son útiles para dormir, ya que facilitan la obertura de las vías respiratorias.

Alcohol y tabaco, lo más lejos posible

Es evidente que, si te duele la garganta, toses o estornudas muy a menudo, deberías eliminar el consumo de tabaco. El consumo de alcohol puede hacerte levantar muchas veces por la noche y generar la aparición de efectos secundarios si lo mezclas con la toma de medicamentos.

Si no puedes dormir, haz otra cosa

Si no consigues dormirte, levántate y haz alguna actividad que te ayude a coger el sueño. Leer o escuchar música puede contribuir a coger el sueño más fácilmente.

Artículos relacionados

7 pasos antes de irte a dormir

7 pasos antes de irte a dormir

Te presentamos de manera gráfica los pasos que deberías seguir si quieres tener un sueño saludable y de calidad.

Consejos para dormir bien

15 consejos para dormir de maravilla este 2018

Si te has propuesto dormir mejor este 2018, lee los consejos de la especialista Christine Hansen

El sueño contra la gripe

El sueño, la mejor arma contra la gripe

El sueño juega un papel indispensable a la hora de combatir infecciones y virus como la gripe