El insomnio en España afecta a entre el 20 y el 30% de la población y el 80% de los que sufren problemas del sueño no acuden a un especialista por desconocer que se trata de un trastorno.

La salud del sueño en España

Una de cada tres personas sufre un trastorno del sueño en España, pero sólo un tercio de ellas acuden a un especialista para tratarlo. Como en la mayoría de países, el insomnio es el trastorno del sueño que afecta a más personas en España, con una incidencia de entre el 20 y el 30%. Entre ellos, un 10% de los problemas del sueño son crónicos o severos, y las cifras en total suponen un motivo de preocupación por sus repercusiones en el día a día, en el estado de ánimo y en el desempeño físico e intelectual.

Además, aunque las causas del insomnio y otras patologías pueden ser diversas, una de las razones principales identificadas son las preocupaciones que nos surgen durante la noche y la excesiva actividad mental: es decir, el “pensar demasiado". Esto impide que el organismo abandone el estado de alerta y hace difícil conciliar el sueño. Esto también se vincula de forma bidireccional a los trastornos de ansiedad y depresión: pueden ser causa de insomnio, pero también consecuencia.

Los otros trastornos más extendidos después del insomnio son el síndrome de los pies inquietos, que afecta al 5% de la población, y el síndrome de apneas e hipo-apneas. La narcolepsia, aunque tiene una baja incidencia, representa un trastorno muy grave que sufren alrededor de 25.000 personas en España. Se caracteriza por pequeños periodos de sueño (micro-siestas) durante el día que se producen de forma incontrolable en lugares como el trabajo o la escuela y que resultan sumamente peligrosos en situaciones como la conducción. Se estima que sólo entre un 20 y un 40% de los españoles con narcolepsia están diagnosticados debido a la variabilidad de los síntomas, que se manifiestan en su totalidad únicamente en el 10% de casos.
 

La importancia del sueño

La Sociedad Española de Neurología (SEN) subraya que la salud del sueño es importante tanto a corto como a largo plazo, y que una falta de descanso habitual aumenta el riesgo de padecer sobrepeso u obesidad, hipertensión y otras enfermedades (véase patologías cardíacas y la relación del sueño con el cáncer), además de afectar al bienestar general y a la calidad de vida.

No hay reglas iguales para todo el mundo cuando se trata de lograr un sueño saludable. Aunque lo habitual es dormir entre 7 y 8 horas, el tiempo total y la hora ideal para irse a la cama depende de cada persona. Sabemos que disfrutamos de un reposo sano cuando dormimos toda la noche sin interrupciones y nos despertamos con facilidad, descansados y sintiéndonos bien.

Según las cifras de la SEN, entre el 20 y el 48% de la población adulta sufre en algún momento de su vida dificultad para iniciar o mantener el sueño. La falta de horas de sueño y la dificultad para conciliarlo también son una constante entre los adolescentes, aunque normalmente por razones distintas. En el caso de los adultos, el 80% no acude al médico; en cambio, el 3,9% de la población entre 16 y 65 años ha consumido fármacos hipnóticos sin prescripción médica en el último año.

El objetivo de estos datos recogidos por la SEN es concienciar a las personas sobre las consecuencias de los problemas como la fatiga, el sueño interrumpido y el insomnio y su impacto en la calidad de vida. Las razones principales por las que la mayoría de personas no acuden al médico en estas circunstancias son por desconocer que se trata de algún tipo de trastorno o porque le atribuyen poca importancia; por ello, es necesario hacer hincapié en que conseguir un sueño saludable (y acudir a un especialista si los problemas persisten pese a seguir una rutina del sueño) es esencial para proteger el organismo y evitar consecuencias irreversibles; tanto así que se reconoce el sueño como el cuarto pilar de la salud, al mismo nivel que la alimentación, el estado de ánimo y el ejercicio físico.

Artículos relacionados

Famosos con trastornos del sueño

Famosos con trastornos del sueño

Desde el más común insomnio hasta narcolepsia o episodios de sonambulismo: muchos famosos comparten sus problemas para dormir.

Las consecuencias para la salud de ‘no pegar ojo’

Las consecuencias para la salud de ‘no pegar ojo’

La salud general del individuo es un espejo de sus hábitos de sueño. La memoria, el estado físico y anímico, el rendimiento y la interacción social son solo algunos de los aspectos que dependen del correcto descanso.

Trastornos del sueño y hospitales: cómo duermen las personas hospitalizadas

Trastornos del sueño y hospitales: cómo duermen las personas hospitalizadas

Los trastornos del sueño son frecuentes entre los pacientes ingresados en hospitales, pese a que dormir es un factor imprescindible para una correcta recuperación física y psicológica.