Desde el más común insomnio hasta narcolepsia o episodios de sonambulismo: muchos famosos comparten sus problemas para dormir.

Famosos con trastornos del sueño

Los trastornos del sueño también afectan a los famosos. Insomnio, sonambulismo... son algunos de los problemas para dormir que tienen Madonna, George Clooney y Lady Gaga, que se suman a los millones de personas que viven con los efectos del insomnio.

 

Jimmy Kimmel y la narcolepsia

Al igual que Winston Churchill, el comediante y presentador de magazines nocturnos Jimmy Kimmel sufre narcolepsia, un trastorno del sueño neurológico que, en su caso, está relacionado con la apnea. La narcolepsia provoca que la persona sufra momentos de somnolencia aguda (conocidos como ataques de sueño) durante el día o que incluso duerma de forma abrupta sin poder controlar el momento y el lugar.

 

Florence Welch y Jennifer Aniston, parasómnicas

Jennifer Aniston, la famosa actriz de la serie Friends, ha sido sonámbula desde pequeña. En ocasiones ha hablado de algún que otro incidente relacionado con sus caminares nocturnos y sus consecuencias a veces alarmantes.

Florence Welch, la cantante de Florence + The Machine, comentó que sufre terrores nocturnos, un trastorno del sueño caracterizado por gritos, sensación extrema de terror, pérdida de control sobre los movimientos e incapacidad para recobrar la consciencia mientras se duerme. Explicó que le ocurre cuando está estresada o exhausta. ¿Los efectos? Sueña en exceso (aunque, al no producirse en la fase REM, estos episodios no se consideran sueños ni pesadillas, sino alteraciones del despertar, igual que sonambulismo) y le cuesta dormir sola en una habitación oscura por las malas jugadas de su imaginación.

 

Shaquille O’Neal, Roseanne Barr y Rosie O’Donnell: apnea del sueño

El exjugador de baloncesto Shaquille O’Neal se sometió a un estudio de sueño en Harvard. Su novia le instó a hacerlo al darse cuenta de que, por la noche, tenía respiraciones bruscas por falta de aire.

Poco después de que se le diagnosticara apnea del sueño severa, se retiró del baloncesto y en 2011 promocionó un vídeo educacional para contribuir a la concienciación sobre este trastorno. Hasta hoy, utiliza un dispositivo CPAP para estabilizar su respiración durante la noche.

Roseanne Barr, la famosa comediante televisiva, también habló en 2011 de su apnea del sueño en el programa Roseanne Nuts. Abordó cómo le afectaba el problema y comentó que sus ronquidos no dejaban dormir a su marido. Le pidió que los grabara mientras dormía y, poco después, ella también se sometió a un estudio del sueño.

El mismo problema sufre Rosie O’Donnell. Al parecer, su apnea es severa y en ocasiones deja de respirar durante más de 40 segundos, según explicó en el programa “The View” en 2007.   

 

Síndrome de las piernas inquietas

Jon Stewart, además de insomnio, reveló que sufre el síndrome de las piernas inquietas. También es el caso de Keith Olbermann. Este trastorno se caracteriza por un deseo irresistible de mover las piernas y una sensación de incomodidad (hormigueo o ardor) cuando están en reposo, la cual hace difícil conciliar y mantener el sueño.

 

Fuentes:

Enstars. Celebrities With Sleeping Disorders.

Alaska Sleep Clinic. Celebrities and sleep disorders: Who suffers from what?

Artículos relacionados

Apnea del sueño: 8 cosas que la empeoran

Apnea del sueño: 8 cosas que la empeoran

La apnea obstructiva del sueño es un trastorno del sueño común que muchas veces no se diagnostica.

La obesidad, principal factor de riesgo de la apnea obstructiva del sueño

La obesidad, principal factor de riesgo de la apnea obstructiva del sueño

La obesidad es el principal riesgo de padecer apnea del sueño: la cual, a su vez, deriva en otros problemas, como la hipertensión y el deterioro de la calidad de vida.

Las consecuencias para la salud de ‘no pegar ojo’

Las consecuencias para la salud de ‘no pegar ojo’

La salud general del individuo es un espejo de sus hábitos de sueño. La memoria, el estado físico y anímico, el rendimiento y la interacción social son solo algunos de los aspectos que dependen del correcto descanso.