La deprivación y los trastornos del sueño conllevan costes elevados para la empresa y para la salud de los empleados.

El coste de la fatiga en tu puesto de trabajo

La fatiga de los empleados de una empresa es un problema subyacente común en muchos lugares de trabajo. Según un estudio realizado por el National Safety Council (NSC) de los Estados Unidos y la Brigham Health Sleep Matters Initiative, los trastornos del sueño o la carencia del mismo implica una plantilla de trabajadores exhaustos. Esto genera, a la larga, un coste de varios millones al año a causa del absentismo, la pérdida de productividad y los costes en sanidad. La mayoría de estos trastornos del sueño permanecen sin diagnóstico ni tratamiento.

Muchos de estos trabajadores, además, no son conscientes del coste de la fatiga y de los trastornos del sueño en su salud y seguridad. Las personas con mayor riesgo son los trabajadores del turno de noche y los que hacen turnos largos o irregulares. Sin embargo, todos los lugares de trabajo tienen riesgo de fatiga en alguna medida. 
 

Factores de riesgo de sufrir fatiga

  • Trabajos demandantes
  • Semanas largas
  • Pérdida de horas de sueño
  • Falta de pausas de descanso
  • Regreso rápido al turno
  • Trayectos largos hasta el trabajo

Los problemas en la salud física y emocional derivados de la deprivación del sueño o el sueño de mala calidad no sólo repercuten en la productividad en el área laboral, sino también en la calidad de vida y el bienestar. Es necesario educar a los trabajadores (y a la población general) sobre cómo mantener un sueño saludable mediante algunas pautas básicas.
 

Pautas básicas de descanso

  • Dormir entre 7 y 9 horas y descansar bien entre actividades demandantes, ya sean físicas o cognitivas.
  • Consultar al médico para hacerse un estudio del sueño si se sospecha que se sufre apnea obstructiva.
  • Alinear el reloj biológico (determinado por los ritmos circadianos) con su horario de trabajo. Algunas personas tienen que viajar de forma habitual a distintas zonas horarias: en estos casos, puede ser de ayuda la ingesta de melatonina y de pautas adicionales.
  • Mantener unos horarios de sueño regulares incluso en los días libres y usar, si es necesario, persianas opacas para mantener la habitación oscura a la hora de dormir.

 

En general, es aconsejable que todas las personas sigan una rutina del sueño adecuada para disfrutar de un buen descanso. Cabe recordar que el sueño es uno de los pilares de la salud junto a la alimentación, el bienestar emocional y la actividad física, y que está relacionado con aspectos tan relevantes como la regulación de algunos órganos, la consolidación de la memoria y el aprendizaje y el estado de ánimo. Es necesario que las personas en mayor riesgo, como los trabajadores sanitarios y otros que hacen turnos de noche o rotativos, tomen conciencia de la importancia de llevar un horario de sueño adecuado para optimizarlo lo máximo posible.

Artículos relacionados

Famosos con trastornos del sueño

Famosos con trastornos del sueño

Desde el más común insomnio hasta narcolepsia o episodios de sonambulismo: muchos famosos comparten sus problemas para dormir.

Trastornos del sueño y hospitales: cómo duermen las personas hospitalizadas

Trastornos del sueño y hospitales: cómo duermen las personas hospitalizadas

Los trastornos del sueño son frecuentes entre los pacientes ingresados en hospitales, pese a que dormir es un factor imprescindible para una correcta recuperación física y psicológica.

sistema digestivo

¿Tu sistema digestivo podría ser el culpable de los problemas para dormir?

Los trastornos del sueño podrían ser causados por alteraciones en el sistema digestivo y el microbioma.