Los efectos de no dormir bien tienen consecuencias para la salud, la productividad en el trabajo y el bienestar personal, pero ¿cuál es su coste económico?

El impacto económico de no dormir bien

Un sueño de mala calidad tiene efectos muy negativos sobre nuestra concentración, memoria, nuestro estado de ánimo y nivel de alerta, por no hablar de que el insomnio a largo plazo se asocia con problemas cardiovasculares, diabetes o trastornos psicológicos. Pero, ¿qué sabemos del impacto económico de no dormir bien?

 

Algunos datos: dormimos poco y mal

En España, según datos del CIS y la OCU, dormimos unos 40 minutos menos que en el resto de Europa, con una media de 7 horas. La mitad de la población (el 47,1%) no llega a las 7 horas de sueño, y una décima parte (10,6%) duerme menos de 6 horas diarias. Además, el 71% de la población tiene una calidad del sueño mejorable: un 38% reconoce no poder conciliar el sueño en la primera media hora, y un 57% señala que al menos una vez por semana se despierta en medio de la noche o antes de la hora. Un 24% toma medicamentos para conciliar el sueño -siendo las benzodiacepinas lo más habitual-.

En otros países, la situación es parecida. En Estados Unidos, por ejemplo, hasta ⅓ de la población no duerme bien, de acuerdo con los datos del Centers for Disease Control and Prevention (CDC).

Los porcentajes no dejan de aumentar debido a los cambios en el estilo de vida, el estrés psicosocial, el consumo de tabaco y alcohol, la falta de actividad física y el uso excesivo de dispositivos electrónicos. La falta de sueño es, pues, un problema de salud pública que afecta a todos los países desarrollados.

 

Pérdidas económicas millonarias y días perdidos

Un informe de Rand Corporation que estudió las causas, consecuencias y costes económicos de la falta de sueño en cinco países de la OCDE (Canadá, Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Japón), además de constatar que dormir menos de 6 horas al día aumenta el riesgo de mortalidad en un 13%, y dormir entre 6 y 7h, un 7%, concluyó que la falta de sueño también provoca:

  • Pérdidas económicas importantes: la falta de sueño representa unas pérdidas económicas de entre el 2 y el 3% del PIB en países como Japón (138 mil millones de dólares al año) y Estados Unidos (411 mil millones de dólares al año). Les siguen Alemania (60 mil millones de dólares anuales, el 1,56% del PIB), Reino Unido (50 mil millones, 1,86% del PIB) y Canadá (21 mil millones, 1,35% del PIB). En España, según la Sociedad Española del Sueño, el déficit tiene un impacto económico del 1,6% del PIB.
  • Una hora más de sueño diaria puede tener un gran impacto económico: concretamente, pasar de 6 a 7 horas de sueño al día reduciría las pérdidas económicas a la mitad en Estados Unidos (226 mil millones). Lo mismo sucedería en Japón (75 mil millones) y en los demás países estudiados (34 mil millones en Alemania, 30 mil millones en Reino Unido y 12 mil millones en Canadá).
  • Menos productividad en el trabajo y días perdidos:  la falta de sueño se asocia a una productividad menor en el trabajo, que resulta en miles de días y horas perdidas. Estados Unidos pierde un total de 1,2 millones de días de trabajo al año como consecuencia de no dormir bien; Japón, 600.000. Alemania y Reino Unido, 200.000; y Canadá, 80.000.

 

Empresas que promueven la siesta

Muchas multinacionales norteamericanas como Google, Nike o Ben & Jerry’s ya optan por desestigmatizar el sueño y permitir a los empleados echarse pequeñas siestas en espacios adaptados para ello; de hecho, los especialistas en medicina del sueño confirman que una siesta de 20 minutos a media tarde puede mejorar el rendimiento laboral, el estado de ánimo y el nivel de alerta sin interferir en el sueño nocturno. 

Dormir mejor debe empezar por reconocer la importancia del sueño a todos los niveles y en todos los ámbitos de la vida: un sueño de calidad mejora la salud y la economía de una sociedad.

Artículos relacionados

Dormir bien en cualquier lugar

Duerme bien en cualquier lugar con estos 5 consejos

Dormir es una necesidad fisiológica imprescindible, pero no siempre es fácil conciliar el sueño.

Famosos con trastornos del sueño

Famosos con trastornos del sueño

Desde el más común insomnio hasta narcolepsia o episodios de sonambulismo: muchos famosos comparten sus problemas para dormir.

La salud del sueño en España

La calidad del sueño en España

El insomnio en España afecta a entre el 20 y el 30% de la población y el 80% de los que sufren problemas del sueño no acuden a un especialista por desconocer que se trata de un trastorno.